página inicio
   

Año 1960. 12 julio.

El gobernador civil en Oncebreros.
(publicado año 2011)

El 12 de julio de 1960, el Gobernador civil visitó Oncebreros con motivo de la inauguración de una escuela mixta y la casa de la maestra. Esta es la crónica "completa" que apareció en el periódico LA VOZ DE ALBACETE del día 13 de julio de 1960.  

El gobernador civil y jefe provincial del Movimiento inauguró ayer una escuela mixta y vivienda para la maestra en la pedanía de Oncebreros. Todo el reducido vecindario, entrañablemente unido, ha hecho posible esta mejora con su aportación personal.

Quiso el gobernador civil y jefe provincial del Movimiento desplazarse personalmente y ser él quien presidiera el acto inaugural de una escuela mixta y vivienda para la maestra, en la pequeña aldea de Oncebreros, que solo cuenta con unas quince familias y un total de poco mas de medio centenar de habitantes. Precisamente por eso, por ser una pedanía, esta de Higueruela, casi insignificante y jamás visitada por un gobernador civil, y porque el esfuerzo y entusiasta colaboración de su vecindario, estrechamente unido para el bien común, ha hecho posible esta gran mejora que constituye una pieza clave y fundamental para la elevación del nivel cultural y espiritual de aquella pequeña población infantil que sin ella, hubiera crecido y se hubiera hecho mayor entre la más desoladora ignorancia.

Harto merecían, pues, el premio de esta visita de un gobernador, que motivó en la tarde de ayer una jornada de auténtico y desbordado júbilo para la escondida aldea! Ocurrió que los cabezas de las quince familias que viven en Oncebreros, sin escuela y sin iglesia, determinaron un día unirse para conseguir ambas cosas. Y ya tienen la escuela – con vivienda para la maestra – funcionando, y pronto tendrán una capilla, porque para eso van a contar con la ayuda de quien en la provincia de Albacete representa al Caudillo de España y quiere para sus pueblos – cuanto más pequeños más dignos de atención – una vida más alegre y mejor. ¡Una gran lección de unidad de la que pueden aprender muchos otros pueblos y ciudades más privilegiados, para su rápido progreso!

La crónica de los actos de ayer en Oncebreros, puede reducirse a unas breves líneas informativas. Lo que no puede reducirse, lo importante, es el simbolismo de dichos actos. La gran lección de unidad de aquel vecindario. Y, sobre todo, el gesto del gobernador civil, llevándoles, con su presencia, la seguridad de la atención del Gobierno para quienes saben hacerse dignos de esa atención.

Sobre las seis de la tarde llegó a Oncebreros el señor Guillén Moreno, a quien acompañaban el subjefe provincial del Movimiento, el inspector jefe de Enseñanza Primaria, el jefe provincial del S.E.M. y el inspector provincial del Movimiento, siendo recibido en el límite del término municipal de Higueruela por el alcalde y jefe local de dicha localidad, don José del Rey; el cura párroco, don Vicente Ramos, concejales, consejeros locales y otras autoridades de Higueruela y por el alcalde pedáneo de Oncebreros, don Marcial Sáez, que le dieron la bienvenida.

Minutos después en la pequeña aldea esperaban todos los vecinos, desde la mujer más anciana del lugar hasta el niño más pequeño, con el corazón desbordante. Y la alegría reflejada en sus rostros. La aldea estaba limpia, blanca, casi inmaculada y los colores rojo y gualda de nuestra bandera poniendo la nota emocional en la tarde azul de julio.

El gobernador civil saludó, uno por uno a todos los vecinos y vimos lágrimas en muchos ojos. La escuela, pequeña, limpia, con mobiliario nuevo y brillante, regalado por el Ministerio de Educación Nacional, como premio al esfuerzo de los vecinos, fue bendecida por el señor cura y también la vivienda para la maestra –Mercedes Casabuena, una chiquilla casi, almanseña, inquieta, despierta y bonita – era una casa digna y graciosa con detalles que sólo pueden hacer surgir las delicadas manos femeninas.

La ceremonia fue breve y cargada de bellos matices. El gobernador no quería pronunciar allí un discurso. Dialogó con los vecinos. Con la anciana del lugar –Ana Peral del Rey, 86 años, hablando mucho y oyendo poco , con el matrimonio que más hijos tenía, con las maestras y maestros de Higueruela con el párroco, y de todos escuchó complacido peticiones que prometió atender y que atenderá. Oncebreros tendrá lavadero y tendrá capilla. Todo lo merece y nada se les negará a quienes saben hacerse dignos de ayuda y aliento.

El gobernador no quería hacer discursos, pero tuvo que hablar. Ellos – grandes y chicos – querían escuchar a la primera autoridad de la provincia. No fue un discurso, fue una conversación cordial en voz alta. Franco ha dicho muchas veces que hay que ir a las aldeas, por alejadas que estén. Por pequeñas que sean. Mucho más  cuando sus vecinos han hecho un esfuerzo como los de Oncebreros. El día anterior aun estaban por allí los soldados del Ejército español. Era simbólico que ayer, al día siguiente,  se viniera en son de paz a inaugurar una escuela. Elogió del ejército – formado por hijos del pueblo – que tiene a su cargo la defensa de la Pátria. Que sabe sacrificarse por la Pátria y si es preciso dar la vida por ella. Y ahora, la paz. No queremos analfabetos en España. No los quiere el Caudillo, ni el ministro de Educación. Hay que terminar con la ignorancia. Oncebreros – dijo Guillén Moreno – es un símbolo. Tengo – añadió – que felicitar a todos, porque han dado un maravilloso ejemplo de unidad a beneficio del bien común. Que no os pese vuestro esfuerzo, porque redundará en beneficio de vuestros hijos, Serán mejores. Tendrán más posibilidades. Y que esta alegría de hoy se complete pronto con la inauguración de una capilla. El hombre debe salvar el alma… Y, por primera vez, en Oncebreros, se lanzó por un gobernador los gritos de ¡Viva Franco! Y ¡arriba España!, que ellos, los vecinos, contestaron con entusiasmo incontenible y, lo que es mejor, sin poder evitar que las lágrimas mojaran sus mejillas.

¡Enhorabuena a Oncebreros y enhorabuena al gobernador civil! La jornada de ayer – dentro del ciclo de inauguraciones de obras, con motivo de la conmemoración del 18 de julio – fue así, amigo lector. Y fue de las mas bellas y sencillas que jamás presenciamos…. Y hemos presenciado ya muchas (Crónicas de nuestro director).-

   
© 2011 Higueruela,mi pueblo Volver a Aldeas nuestra historia inicio